Cambiar o reparar la cadena de la bicicleta

Escrito el: Martes, 24 enero 2017 15:31h

reparar la cadena de la bicicletaEl uso diario o semanal de una bicicleta ya sea adecuado o no, hace que la cadena se desgaste, se estropee o termine rompiéndose. Tan solo cruzar la cadena, que se tense demasiado o que se estire la cadena es motivo de rotura o degradación pudiendo estropear los platos o los piñones y haciendo que la reparar la cadena de la bicicleta sea más costosa al tener que reemplazar más elementos que no solo la propia cadena.

El uso o mal uso de la cadena, hace que tengamos que cambiar o reparar la en un momento u otro de la vida útil de nuestra bicicleta. También hay diferentes opciones y momentos en los que tendremos que sustituir o reparar la cadena o tan solo cambiarla antes de que se rompa.

cadena_estadoSi deseamos sustituir la cadena antes de que se rompa o termine estropeando los dientes del plato o los piñones e implique más gastos de reparación, es controlar la tensión de la cadena y para ello necesitamos un indicador de desgaste de cadena que situándola en la cadena nos indicará 1 o 0.75 dependiendo de la tensión, es posible que se estire de muchos usos, de un tamaño no apropiado o cuando cruzamos la cadena hace que esta se tense tanto que se vaya estirando y si la diferencia entre los eslabones indica 1 es que la cadena de transmisión ha quedado estirada y esta no coincidirá con los dientes del plato y los irá desgastando haciendo del diente una forma de aleta de tiburón, cuanto más desgaste más posibilidades de que la cadena se salga o se rompa y es necesario sustituirla.

Comprobar el estado de la cadena

La medición es muy sencilla si el medidor lo colocamos entre un eslabón y no entra al final de la parte de 0.75 es que es correcta si no es así indica que la cadena está estirada a un 75% del límite que indican los fabricantes. Si entra con facilidad debemos buscar el otro lado del medidor indicado con 1 y volver a probar, si este también entra es que está al 100% de su separación máxima y debemos reemplazarla o empezar a pensar en hacerlo. Si esta aún no encaja significará que sigue en condiciones de aprovecharla unas salidas más.

En mi caso, el que os muestro uno de los eslabones se ha torcido y no hay forma de volverlo a enderezar ni lo puedo reemplazar ya que es la zona interior la estropeada. Pero si fuese una parte exterior podríamos repararla de forma fácil y rápida.

Eslabón rápido

Eslabón rápidoEl eslabón rápido es un eslabón que deberíamos llevar encima en nuestras salidas y que nos puede sacar de un apuro allí donde estemos. Normalmente se aconseja usar solo para roturas en ruta, como una reparación temporal, pero también podemos utilizarlo durante más tiempo aunque no se recomienda, solo se recomienda en salidas por la sencilla razón de que es una pieza añadida que puede terminar rompiendo con facilidad o saliéndose al ser un añadido y no tener la misma dureza que el eslabón original. Así que al llegar a casa es importante reparar con un eslabón nuevo o cambiar la cadena.

Como funciona el eslabón rápido.

El estabón rápido nos permitirá reparar los eslabones rotos por la parte exterior. Deberemos extraer los pines de la cadena de los eslabones rotos. El eslabón rápido son dos eslabones exteriores con el pin integrado que enlazaremos entre ellos para fijarlos. Colocaremos los pines dentro de los eslabones sobrantes de separar la cadena una vez colocados uniremos las dos piezas entre si y tiraremos para fijarla. Hay dos tipos de eslabones rápidos el más común son dos piezas iguales que se interconectan, pero también existe uno con dos pines y al otro lado un eslabón de cierre.

Como cambiar la cadena.

Cuando adquieras una cadena nueva te encontrarás que es más grande que la que vas a desmontar para poder ajustarla a tu medida de nuestra transmisión. Elige la que sea para el número de piñones que dispones y adecúala a la longitud de tu desarrollo.

Recorrido desviador

Recorrido desviador

El primer paso es quitar la cadena vieja, para ello es necesario tener un tronchacadenas, tanto para quitarla como para ponerla. Quitaremos pines que enlazan los eslabones y desprenderemos la cadena sacándola por completo. Recuerda bien el recorrido que realizaba en el desviador trasero entre los rodillos para volver a pasarla por el sitio correcto.

Ahora es momento de medir el tamaño de la cadena y tenemos varios métodos para hacerlo. Si queremos continuar con el mismo tamaño que teníamos es tan sencillo como contar el número de eslabones y hacer lo mismo con la nueva o ponerlas una al lado de la otra y así comparar los tamaños.

Si queremos determinar el tamaño adecuado de nuestra cadena sin partir como guía la cadena a sustituir debemos pasar la cadena por el plato grande y sobre el piñón grande sin pasarla por el cambio trasero. Une la cadena por ambos extremos poniendo un poco de tensión una vez los tengas unidos has de dar dos eslabones más de los que sobran un exterior y un interior (macho y hembra). Coge el tronchacadenas y corta la cadena por ese punto y ese será el tamaño definitivo y adecuado para nuestra cadena.

Medir cadenas

Medir cadenas

Cuándo vayas a montar la cadena será mas facil si la colocas con el plato pequeño y el piñón grande. Siendo así la tensión del cambio mucho menor teniendo que hacer menos fuerza mientras introduzcamos el pin.

Ahora deberemos unir la cadena para ello tenemos que sujetar la cadena unida sin tensión. Algunos recambios de cadena llevan un pasador para aguantar la cadena, pero no te preocupes si no tienes bastará con que estires un clip y lo enganches con el fin de tener las manos libres y la cadena sujeta y unida mientras introduces el pin de unión.

De nuevo cogeremos el tronchacadenas e introducimos el pin de unión. Hemos de atravesar la primera mitad del pin y dejar el resto a ras con la cadena. Notaremos un click cuando esté colocado correctamente. Solo faltará eliminar la parte sobrante que hace de guía del pin de unión. Aplicando un poco de presión conseguiremos partirlo, solo necesitamos la parte trasera del mismo troncha cadenas o unos alicates, se desprenderá del pin que une la cadena.

Revisaremos el funcionamiento de la nueva cadena empezando por los eslabones unidos, mirando su flexibilidad. Revisaremos que este gira con libertad. Si vemos que va muy dura nos bastará con moverlo con los dedos para amoldar y adaptar la nueva unión consiguiendo que esta gire con facilidad hasta que no oponga resistencia.

Consejo: Si no quieres adquirir una cadena nueva o utilizar un eslabón rápido y dispones de otra cadena puedes reutilizar los eslabones de dicha cadena. Pero ten en cuenta que un pin usado ya se ha deformado y puede que baile por lo que comprar nuevos pins nos asegura que no se salga.

Si hemos adquirido una nueva cadena puedes guardar la vieja para reaprovecharla para otras reparaciones.

Compártelo ...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest