Correr en otoño: ni frío ni calor

Escrito el: Martes, 6 noviembre 2018 10:00h

Correr en otoñoHa llegado el otoño y con el el cambio de clima. Bueno, no todos los días pero el problema es que unos días hace frío otros calor, a unas horas hace frío y otras calor y hay días que ni frío ni calor. Pero en resumen correr en otoño es una de las mejores épocas.

Por eso ahora es la época en que nos adaptamos al frío del invierno, en que los días de algo de frío nos parecerán invernales y luego recordaremos que a esa temperatura no estamos tan mal cuando rocemos o bajemos de los 0 grados.

Los días que amanece fresco y atardece con una temperatura estable son los días ideales, si podemos elegir el momento para entrenar. Las mañanas para aquellos que pasan mucha calor. Los medio días suelen ser aún calurosos, son para aquellos que no tienen tiempo, y el atardecer para los mas tranquilos que una temperatura moderada ya les va bien.

Los días extremos, de calor o frío sin temperaturas intermedias durante el día debemos evaluar bien que nos vamos a poner, para no pasarnos y sufrir el calor o helarnos en caso contrario y ya no hablamos del después cuando estamos expuestos con las defensas bajas a los resfriados.

Que me pongo

Es una época ideal para ir adaptándose al frío como he comentado e ir probando que ponernos e ir añadiendo capas según vaya avanzando el tiempo frío. Aunque aún es una época para disfrutar del running con ropa ligera deberemos protegernos y secarnos, incluso cambiarnos si notamos algo de fresco al terminar la sesión y no nos metemos en casa en seguida a ducharnos. Si no acabas en casa cámbiate y protégete.

Si comienza a refrescar ponernos un chaleco cortavientos o cortavientos completo puede ser una buena decisión, si no es necesario pero la temperatura descenderá algún cinturón o mochila para llevarlo es recomendable, como pasar del pantalón corto a una malla fina de media pierna como puede ser la pirata o entera. Una gorra que evite la perdida de calor y algún pañuelo de cuello tipo Buff / braga si comienzas a levantarse frío que afecte a tu garganta. Y si la temperatura unos guantes no muy gordos que también podemos llevar en el cinturón. Si el tiempo es llevadero y no nos decidimos por la manga larga una opción para ir de corto son los manguitos, que puedes guardar o recoger a modo de muñequera según sientas frío o calor.

Es más agradable correr en Otoño

En Otoño los paisajes y sus coloridos son mas agradables, no solo la temperatura, tanto en la ciudad como sobre todo por los bosques. Es el momento ideal para disfrutar de paisajes y de horas de running. También anochece antes y amanece mas tarde, ideal para disfrutar de una puesta de sol o del amanecer y porque no, hacer alguna foto que otra para el recuerdo o para el Instagram.

Ojo con el tiempo

La meteorología es muy importante en esta época. En verano seguro que hará calor y en invierno frío, pero en otoño amanece frío, a mitad del día podemos pasar calor y luego frío otra vez al anochecer. Incluso ser cambiante si vamos por montaña en corto plazo de tiempo. Y ya no hablamos de ponerse a diluviar de repente como si no hubiese un mañana y parar de repente como si no hubiera pasado nada, así que revisar la meteorología es importante, tanto si el recorrido es corto o largo y si transcurre por montaña. Llevar encima lo necesario sin excederse y que no te pille desprevenido.

Compártelo ...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest