Ruta libre

Escrito el: Viernes, 3 septiembre 2010 09:37h

El otro día descubrí la ruta libre, es muy sencillo, es como no tener ruta fija. Para ello se ha de conocer perfectamente el lugar donde estamos, normalmente es en nuestra ciudad natal si vivimos cerca de un bosque o por ejemplo debemos conocernos los caminos y las bifurcaciones. Entonces según tu estado físico trazas una ruta o recorrido a 1K vista.

Si nos vemos con fuerza podemos llegar a un punto donde poder tomar tres caminos diferentes, una subida suave sinuosa, una subida fuerte o un punto plano y así decidir que tomar, si subimos fuerte ver después si deseamos descender para recuperar y así ir adecuando tu entrenamiento a los diferentes esfuerzos que necesites.

Un ejemplo es el de la imagen, en este punto 1 venia de realizar 500 metros sobre plano por lo que habia recuperado y tenia dos alternativas, seguir recto que era una subida moderada, o girar a la derecha, subida sinuosa mas fuerte.


Si escoges la subida fuerte nuestro punto 2, una vez arriba te encuentras con tres nuevas alternativas, si giras a la derecha sigues subiendo si nos vemos con fuerza subimos, recto tenemos una bajada larga y suave y a la izquierda una bajada corta que se une con tres mas, a la izquierda bajaríamos que seria la ruta primera volveríamos al punto 1 sino podríamos tomar una ruta de subida dura u otra de bajada rápida.

Conócete la zona todos los caminos de ida y de vuelta. Pasea los días que no vayas a correr o ves ha buscar una buena foto si te gusta la fotografía.

En resumen: Planifica tu ruta durante tu entrenamiento. Adaptarla a tu condición física y a tus exigencias.

Compártelo ...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest