Esguince de rodilla

Escrito el: Jueves, 18 agosto 2016 10:29h

Esguince de rodillaLas lesiones de rodillas son las lesiones más temidas por el corredor tal vez porque son una lesión muy común. La rodilla está situada en el centro de nuestras piernas y no solo implica en el movimiento de esta sino en la estabilidad y en la rotación. Por ello son muchos los corredores que han sufrido esguince de rodilla, condropatías, pinzamiento de menisco o pata de ganso.

El esguince de rodilla es la lesión más habitual entre los corredores y entre las lesiones de rodilla. Cuando estiramos más de la cuenta un ligamento o surge un traumatismo (golpe) en la rodilla que afecte a la estructura ósea estaremos generando una lesión en la rodilla.

Para generar un esguince en la rodilla hay que producir una distensión del ligamento, medio o interno, externo o ligamentos cruzados anterior y posterior y una distorsión ósea del hueso del muslo o del fémur, del hueso externo de la pierna o peroné o del hueso interno de la pierna, la tíbia o ambos.

Cuáles son los síntomas

Tras realizar un movimiento brusco sentiremos dolor repentino en la parte interna de la rodilla y a veces sentiremos un chasquido.

En un esguince de ligamentos de la rodilla puede inflamarse uno de los ligamentos pero en realidad pueden estar afectados varios como pueden ser el interno y el externo.

Como lo prevenir el esguince de rodilla

Hemos de fortalecer los cuádriceps y los isquiotibiales. Tan sencillo como trabajar con pequeñas pesas o tobilleras lastradas para ganar fuerza o ejercicios de gomas que las podemos utilizar en casa. Ejercicios isométricos con la pierna estirada y el pie girado hacia el interior y el exterior sucesivamente.

Como tratar el esguince de rodilla

Una vez producido el esguince aplicaremos hielo con la pierna en semiflexión con una duración de 20 minutos como máximo cada 2 o 3 horas. Deberemos vendar los primeros cinco días para fijar el ligamento dejando el resto libre. Si transcurrido estos días el dolor hace imposible el apoyo el diagnostico será de más gravedad. Como en todas las lesiones lo más importante es ponerse en manos de un profesional y más si puede ser grave. No debemos saltarnos la recuperación y debemos iniciar la vuelta con ejercicios estáticos de cuádriceps.

Compártelo ...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest