Normas de convivencia para la piscina

Escrito el: miércoles, 22 enero 2014 18:15h

nadadores calles piscinaLa Natación es uno de los deportes que vienen pisando fuerte junto con la carrera y el ciclismo. Por varios motivos y beneficios son muchas las personas que practican natación y disfrutan de este deporte. Ya sea por los beneficios que aporta a la salud, la mejora de cardio o respiratoria, mejora del tren superior, por diversión, por bajo impacto o por muchas mas opciones somos muchos los que hoy día compartimos las calles de la piscina.

La natación es un deporte de bajo coste, aunque hay que pagar una cuota para la piscina, nos podemos hacer con un bañador, un gorro y unas gafas sin desembolsar grandes cantidades. Las palas y tablas son elementos aparte que pueden ayudarnos a mejorar pero que muchas veces la propia piscina puede aportar. Y es que encontrar una calle libre en una piscina de un polideportivo no suele ser tarea fácil. Entre los cursillos, jugadores de waterpolo, triatletas y otros usuarios suelen ser pocas las calles libres y suelen ser a horas inusuales.

Si sueles encontrar una calle libre, enhorabuena eres de los pocos privilegiados que puede disfrutar tranquilamente de la natación, sino eres de esos y te ves obligado a compartir la calle con uno o más nadadores aquí voy a dejar una especie de guía o consejos para poder compartir la piscina, una especie de norma que debemos poder seguir para convivir todos juntos en un mismo carril de natación. Porque no nos gusta que nos molesten, ni nos interrumpan cuando estamos disfrutando o tal vez siguiendo un plan de entrenamiento también debemos ser consciente de que al resto no le gusta ser molestado por lo que intentar convivir en armonía con el resto debería ser algo fácilmente posible si todos nos ponemos de acuerdo en pensar en lo mejor para todos. .

Partiendo con la idea de que las calles de una piscina son comparables, en menor velocidad, a las de una calle o autopista. Si, menor velocidad pero hay que pensar que también hay accidentes entre peatones o ciclistas que van a menor velocidad, en la piscina es lo mismo, se producen golpes, coches, cruces y más. Aunque en algunos casos estos consejos sean evidentes y parezcan tontería estas situaciones las he visto o vivido, por lo tanto pasan.

– A la hora de salir de la piscina, si no podemos salir por el muro de nuestra propia calle y queremos salir por las escaleras habilitadas para ello, debemos intentar no cruzar las calles de la piscina como si estuviéramos solos. Mirar antes de cruzar para no estorbar al resto de nadadores y cruzar cuando veamos que nos es fácil.

– Para entrar a la piscina si lo realizamos desde las escaleras deberemos hacer lo mismo que en el caso anterior. En caso de entrar por el muro del carril deberemos entrar con precaución y sin tirarnos de golpe. No solo por el cambio brusco de temperatura sino para no golpear a otros nadadores. Así que lo aconsejable es entrar cuando estén a una media piscina de distancia. No es el primero que veo entrar en bomba y caer encima de la cabeza de un nadador.

– Cuando entremos debemos hacernos visible para los que estén utilizando el carril, el hecho de hacerse ver servirá para que el resto de nadadores sepa que va a compartir el carril con otro nadador más o que ya no va a estar solo y no utilice el carril por el centro. Este caso es importante si solo hay un nadador porque si no es así podemos encontrarnos que no se haya percatado de nuestra existencia y nos lo encontremos de cara al cruzarnos con el en la primera vuelta. Por eso permanecer en el muro hasta que realice un giro es suficiente para que nos vea mientras podemos aprovechar para ponernos las gafas y hacer pruebas de estanqueidad.

– El uso de los carriles suele realizarse en sentido inverso a las agujas del reloj, es decir por la derecha. En caso de ser solo dos nadadores en la calle podemos pactar con el y dividir la calle en dos para utilizar cada uno un lado si nos interesa.

– Si vamos a realizar algún ejercicio o técnica que necesite mas espacio, debemos tener precaución de no invadir más espacio del necesario. Si es posible guardarlo para el día o el momento en  que tengamos el carril libre para nosotros, de lo contrario intenta estorbar lo menos posible e intenta minimizar el espacio en el momento de cruzarnos. También tener cuidado con el resto de calles. Por ejemplo el estilo de espaldas suele ser un estilo que invade la calle contigua o el espacio total de la calle.

natacion_piscina100

– Si vamos a permanecer en el muro durante unos segundos, y sea para descansar, para revisar el entrenamiento, para realizar apnea,  debemos aproximarnos  a las cocheras lo máximo para dejar paso a los que están nadando un puedan dar la vuelta sin problemas y sin golpearnos.

– En muchas ocasiones se juntan dos personas en un muro, por el motivo que sea y ambos se colocan en el medio entorpeciendo la vuelta del que esta nadando ya que no puede golpear la pared. Por ello como antes es importante dejar espacio suficiente en el muro cuando son dos personas  y si es posible realizar la parada en el otro muro para dividirnos y así estar cada uno en un muro y entorpecer lo mínimo posible al que nada.

– En cuanto a ritmos muchas veces no hay mas remedio que adelantar. A veces golpeamos otras somos golpeados, es algo normal en natación, vernos obstaculizados. Para aquellos con ritmos mas elevados (por que sean mas rápido o utilicen una técnica mas eficiente) por ello hay que mantener la calma, todos hemos sido novatos, si vemos mucho trafico y si eres triatleta o compites en natación piensa que es un buen entrenamiento de salida en aguas abiertas, en la salida donde te encuentras a nadadores de menor ritmo, aglomeraciones, golpes, etc.. Nunca esta de más disculparse.

– Si te as percatado de que tu ritmo es inferior al que te antecede no dudes en dejarlo pasar cuando llegues al muro, te lo agradecerá y así evitaras situaciones molestas mientras nadas, como ser adelantado o entorpecer el ritmo. Son muchos los que paran en el muro a descansar y comienzan su vuelta cuando el antecesor esta llegando para dar la vuelta. Indudablemente al tener mayor ritmo que tu lo estas entorpeciendo ya que en pocas brazadas tendrá que adelantarte y no cuesta nada esperar a que pase y comenzar después así tardará mas tiempo en pillarte.

– Si eres mas rápido intenta salir antes y no esperar a que pase, seguramente le moleste sentir que estorba o que lo adelantan, por ello si eres mas rápido comienza antes de que llegue. Adelantar no cuesta nada y gusta poco, a veces por trafico tampoco puedes adelantar ya que debes utilizar el lado contrario por lo que si agilizamos las vueltas todos podemos convivir en armonía sin tener que parar.

– Son muchos los que utilizan la piscina de natación (con calles) para darse un baño de veraneo. Realmente esto debería estar regulado por los monitores, si no es así, compartir la calle con un bañista es muy molesto ya que ocupará todo el muro. Lo normal es hacerlo en piscinas pequeñas o pensadas para ello. Si no es así coger un muro lateral es lo ideal, no utilizar el centro de la calle ni los muros donde se gira y menos agarrarse de las cocheras como si fuera un columpio.

– Las calles suelen estar divididas en velocidades. Tanto si lo están como si no antes de decidir que calle usar mira el nivel y ritmo, además de la cantidad de nadadores y decide cual es el tu carril ideal.

– Por último es muy molesto como comparten un carril dos nadadores que van todo el rato en paralelo impidiendo un tercer nadador. No nadar en paralelo, siempre que no sea para adelantar. Además muchos van en modo paseo, hablando como si estuvieran trotando por el campo o paseando con los amiguetes. En este caso ocuparíamos toda la calle sin dejar paso a nadie más.

Compártelo ...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest