Correr con frío

Escrito el: Lunes, 5 diciembre 2016 09:00h

correr inviernoLlega el invierno y las temperaturas bajan, en algunos sitios antes que otros pero no nos paramos por ello, nos adaptamos o nos protegemos para correr con frío. Aquí te presento varios consejos o trucos para que el frío no te deje helado.

Es importante estirar antes y después de entrenar por ello cuando el frío aprieta coge importancia hacerlo y estira en un sitio cerrado, donde la temperatura no enfríe tu musculatura y los dañe durante el estiramiento. Además protegerás tu cuerpo en el momento en que tus defensas están más bajas por el esfuerzo y el frío puede atacarte en forma de catarro.

Si hace viento intenta empezar con el viento en contra y terminar a favor. No solo te ayudará a terminar el entrenamiento con más soltura sino que evitarás una neuritis del nervio facial que es la acción del viento frío en contacto con el sudor de nuestra cara.

Una dieta que te procure energía calorica con carbohidratos o alimentos con alto valor proteico como el pescado azul o la carne para mantener la homotermia, evitar grandes diferencias de temperatura, consiguiento que el frío no baje la temperatura del cuerpo.

La llegada del frío es sin duda en las épocas invernales donde las horas de sol están reducidas día tras días y nuestros horarios son siempre tempranos o tardíos cuando menos luz suele haber. Si eres de los madrugadores o de los que no puedes salir hasta tarde trata siempre de ir de colores claros o fluorescentes y si llevan señales o elementos refractantes mejor que mejor para evitar posibles accidentes.

La cara y las orejas son las partes mas afectadas por el viento protegela con vaselina o cúbrelas para evitar cortes. Protege también tu cabeza pues es la parte donde mas calor se pierde y nos servirá para mantener la temperatura corporal.

Compártelo ...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest