Elegir zapatillas

Escrito el: Martes, 7 febrero 2017 14:52h

elejirzapatillasSi estamos pensando en cambiar de zapatillas para correr debemos tener en cuenta que queremos y que necesitamos para poder empezar a elegir zapatillas nuevas que nos acompañarán muchos kilómetros en los que podemos sufrir o disfrutar por el mero hecho de equivocarnos en la elección del calzado.

Para ello esta pequeña guia de que pasos debemos dar, que opciones debemos tener en cuenta y que problemas podemos acarrerar por una mala elección.

Usos de las zapatillas

La primera pregunta que nos hacemos es para que las necesitamos. Serán para entrenar o para competir, para carretera o montaña, para distancias cortas o largas, estos parámetros son los primeros que configuran una zapatilla y su durabilidad.

Que zapatilla se ajusta a mí

Y es que según como seamos físicamente deberemos elegir un modelo u otro. Le sumaremos al uso que le vayamos a dar como seamos. Nuestro peso, nuestra resistencia a la pisada, el tipo de pisada es importante aunque en este último punto los médicos aconsejan elegir zapatillas neutras y con unas plantillas especificas a nuestra variación corregir la pronación o supinación ya que muchas veces es diferente entre diferentes pies.

Una vez sabemos a qué vamos a destinar las zapatillas tendremos unos modelos, si elegimos la pisada y el peso nuestro filtraremos esos modelos y ahora queda elegir las prestaciones necesarias

La suela y su agarre

Dependiendo del terreno en el que vamos a correr y los kilómetros a recorrer elegiremos su suela, con mas duración o menos por la abrasión con el asfalto, con un drop más elevado o más bajo si nos adaptamos a la naturalidad. Si vamos a la montaña su agarre es importante, la disposición de los tacos, la forma de la suela variará según las zapatillas. Un terreno de pista no será lo mismo que un sendero, zona de rocas, pizarra, humedades, barro necesitando diferente agarre y por lo tanto diferente dibujo en la suela.

Resistencia al agua

La impermeabilidad para nuestras zapatillas a base de membranas aislantes permitirán aislar nuestro pie de las humedades. Los días de lluvia, los charcos y otros elementos son los que evitará que nuestros pies acaben mojados, reblandecidos y con hongos. Por contra la transpirabilidad del calzado es menor.

Es transpirable

consejo_zapatillas

Según el periodo del año en que vamos a utlilzarlas una buena transpirabilidad será importante para el cuidado del calzado y de nuestros pies. Si es impermeable, parcial o total, el calzado no evacuará el calor y el sudor. En caso de los tejidos tipo Goretex evitará que entre el agua, pero debemos tener cuidado que no entre por la parte superior haciendo que el agua se quede estancada en la zapatilla, en concreto en la plantilla. Si no son impermeables el tipo de rejilla, la separación entre hilos y las capas confeccionarán la transpirabilidad. Introduce tu mano y sopla podrás evaluar el flujo de aire.

La amortiguación

En anteriores apartados debíamos catalogar nuestro peso y su uso, tanto como la resistencia al impacto. Para finalmente elegir la amortiguación adecuada mayor o menor dependiendo peso, distancia o necesidades de impacto. Por contra más amortiguación más peso, que las marcas intentan recudir en cada nuevo modelo que aparece en el mercado.

La ligereza

Dependen de no solo la amortiguación sino de los materiales, protecciones como en puntera o talón o más finos. Los modelos más rápidos se componen por materiales mas finos y menos amortiguación.

La flexibilidad

Dependiendo de la composición de la zapatilla y de los materiales la harán más flexible, una suela más fina y con menos amortiguación pueden hacerla más flexible. Esto repercutirá en nuestra pisada y forma de correr. Una elección incorrecta puede acarrear problemas y lesiones tales como la fascitis plantar.

Compártelo ...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest